¿Qué es La Epilepsia?

La Epilepsia es un término que describe una enfermedad cerebral que provoca una tendencia a las convulsiones recurrentes.

En este artículo hemos querido enfocarnos en este punto con la finalidad que se comprenda los conocimientos básicos de esta enfermedad.

Especialmente su mecanismo, las causas más comunes y las opciones de tratamiento del paciente.

Es importante señalar que La Epilepsia no es una enfermedad mental, es un problema físico causado por la disfunción esporádica de un grupo de neuronas.

Dado que su único síntoma son las convulsiones intermitentes, la mayoría de las personas con epilepsia son completamente capaces el resto del tiempo.

Las convulsiones generalmente duran solo unos segundos a unos minutos, después el cerebro volverá a funcionar normalmente.

El tipo de convulsión depende de la parte del cerebro afectada y de la causa de la epilepsia. En tal sentido, se pueden manifestar 2 tipos:

Las generalizadas, en este tipo de crisis se dan cuando toda la superficie del cerebro es afectada, como consecuencia se perciben perdidas de conocimiento.

Las parciales, es cuando el cerebro es afectado en una zona específica sin extenderse al resto de su superficie.

Por otra parte, las personas que padecen de La Epilepsia experimentan una sensación minutos antes de sufrir una convulsión, que las ponen en alerta.

Se define como un paciente epiléptico cuando ha sufrido más de una crisis. La cual se puede ver acentuada por como cambios hormonales o falta de sueño.

Causas de La Epilepsia

Nuestro cerebro es quien controlada todas las funciones del cuerpo. Si algo interrumpe su funcionamiento normal, se producirá una convulsión.

Para decidir un plan de tratamiento, es vital determinar la causa de la convulsión. Sin embargo, en más del 70% de los pacientes con epilepsia, no se puede determinar la causa.

Algunas causas de epilepsia:

Enfermedades de otros órganos, como enfermedades hepáticas y renales, diabetes y alcoholismo.

Problemas que afectan el desarrollo del cerebro antes del nacimiento.

Problemas durante el parto, como daño cerebral.

Lesiones en la cabeza, especialmente accidentes automovilísticos.

Tumor cerebral.

Infecciones cerebrales, como meningitis o encefalitis.

Otra enfermedad que daña o destruye el tejido cerebral.

La hemorragia cerebral es la formación de coágulos de sangre en el cerebro.

Envenenamiento por plomo.

Tratamiento de La Epilepsia

El primer paso es consultar a un especialista antes de iniciar cualquier tratamiento para asegurarse de que el paciente tiene epilepsia.

El diagnóstico de epilepsia requiere al menos dos convulsiones no provocadas. Una vez realizado el diagnóstico, se recomienda iniciar el tratamiento lo antes posible y realizar un seguimiento con regularidad.

El tratamiento más común es el uso de fármacos antiepilépticos (FAE), que pueden controlar las convulsiones en aproximadamente el 70-80% de los pacientes

Estos medicamentos pueden restaurar el equilibrio químico de las neuronas y debilitar las descargas anormales.

Entre el 20 y el 30% de las personas no responden a tratamientos usando un solo medicamento, y se deben usar varios medicamentos en combinación.

Aun así, algunos pacientes con epilepsia no responden a los medicamentos y pueden requerir cirugía o estimulación del nervio vago (VNS) mediante la implantación de electrodos debajo de la piel del cuello.

Si desean los servicios profesionales de un psicólogo revisar  aquí. Si te ha gustado nuestro artículo puedes leer más aquí

¿ Quieres pedir una cita?