Consecuencias psicológicas del desempleo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El desempleo según estudios psicológicos produce algunos factores emocionales y comportamiento negativos en las personas.

En cambio el empleo nos proporciona una estructura de seguridad económica, de tiempo e identidad, y estos aspectos desaparecen cuando estamos desempleados.

Al principio El desempleo puede verse de varias formas:

Algunas personas lo ven como una especie de «vacaciones».

Mientras que otras prestan más atención y con el tiempo, puede tener un impacto grave en nuestra percepción de nosotros mismos y la salud.

A continuación, profundizaremos las Consecuencias psicológicas del desempleo:

Desde la etapa en la que aparecen y qué podemos hacer para contrarrestarlo.

El desempleo principales Consecuencias psicológicas

El trabajo es una parte básica de nuestra vida. No solo nos brinda seguridad económica, sino que en muchos casos también se considera una fuente de felicidad, equilibrio psicológico y social.

Es cierto que muchas personas ven a los empleos como algo negativo, pero en realidad trabajar es un factor importante en la protección de nuestra salud.

Porque nos da una identidad, estabilidad económica y nos sentimos útiles y valiosos.

Sin embargo, en algún momento de nuestras vidas, tenemos que lidiar con una situación del desempleo. Pero en esta situación puede comenzar a someter a las personas a una serie de cambios psicológicos y sociales que no deben ser subestimados.

Entre las principales Consecuencias psicológicas al introducir la incertidumbre del desempleo en nuestra vida son:

La salud de las personas desempleadas es más frágil que aquellas con empleos, existe afecciones psicológica por los trastornos de depresión, preocupación.

Así como baja autoestima, estrés, ansiedad y sentimientos negativos generales como inutilidad, desesperanza, irritabilidad y depresión.

Estos síntomas no aparecen al inicio del desempleo, pero después de unos meses siguen un proceso de múltiples etapas.

Al observar cómo el desempleo se relaciona con diferentes problemas psicológicos en diferentes períodos, podemos obtener una comprensión más profunda de algunas de las características del absentismo.

Muchos de los desempleados sienten que no se los puede ver, que son invisibles y están desconectados del sistema económico y social, porque su sistema de creencias.

Otra Consecuencias psicológicas del desempleo, que puede ocurrir inmediatamente después del anuncio de los despidos, es la confusión y la desorganización en términos de tiempo.

El trabajo nos impone horarios, aunque no nos gusten, acaban obligándonos a organizar nuestro día a día. Nos levantamos para ir a trabajar, salir, trabajar y volver a una hora determinada, todos los días con instrucciones sobre qué hacer.

Cuando nos encontramos sin trabajo, estos patrones se desvanecen y nos confundimos, arriesgándonos a pasar días sin hacer nada.

Como fortalecernos cuando estamos desempleados

Como hemos visto, cuanto más tiempo estamos desempleados, más se ve afectada nuestra salud mental.

Pueden aparecer síntomas de depresión, ansiedad, irritabilidad, sentimientos de desesperanza e inutilidad.

Si surgen estos problemas, debe consultar a un psiquiatra y a alguien con experiencia para que nos ayude a encontrar trabajo y manejar emocionalmente el desempleo.

Lo primero es adoptar una actitud positiva desde el inicio del despido. Podemos mirar la nueva situación como una especie de vacaciones o un merecido descanso.

Sin embargo, debemos adoptar una actitud más positiva y proactiva, evitar interpretaciones negativas de nuestra situación de desempleo y tener claro que cuanto más buscamos, más probabilidades tenemos de encontrar algo allí.

Mientras buscamos algo, podemos aprovechar la oportunidad para ampliar nuestra formación y reciclarnos, haciéndonos más competitivos en el mercado laboral.

Debemos mentalizarnos que el desempleo es una condición temporal. Cuanto más nos movemos, más breve es esa situación, y si no podemos ver la luz al final del túnel, siempre podemos preguntarnos qué otras opciones de acción tenemos.

Finalmente, y como un aspecto que es casi más importante que los anteriores, debemos organizar nuestro tiempo.

Como decíamos, perder nuestro trabajo nos deja muchas horas vacías en el día, es una situación amarga pero ahora que tenemos tiempo libre podemos aprovecharlo.

Ahora es el momento de dedicarte, divertirte, ejercitarte, cuidarte y ejercitarte.

Si desean los servicios profesionales de un psicólogo revisar  aquí. Si te ha gustado nuestro artículo puedes leer más aquí

¿Necesitas ayuda?

Te podemos Ayudar

¿Quieres tener una visita presencial o online?

Te ayudaremos a mejorar en tu dia a dia.