Cómo Tener Paciencia Con Los Hijos: ¿Qué hacer?

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Tener Paciencia con los hijos, a veces se vuelve una virtud muy lejana para algunos padres.

A medida que van creciendo empiezan a gritar, pintan las paredes, hacer desórdenes de todo tipo y esto puede generar mucho estrés e irritación.

Que puede desencadenar situaciones agobiantes donde habrá que recuperar el control y la calma para poder actuar adecuadamente.

En este sentido, podemos apoyarnos de técnicas para estabilizar nuestras emociones y tener más Paciencia con los hijos.

5 Técnicas para tener paciencia con los hijos

 

Es importante tener presente que lo normal para un niño es romper las reglas, y así no nos agobie la frustración.

A veces lo planeado no sale como queremos por causa de algún enojo del infante o una conducta aparentemente fuera de lugar.

Así que para tener un poco más de paciencia con tus hijos aplica estas técnicas o la que mejor se adapte a ti.

  • Toma periodos de descanso ante situaciones potencialmente estresantes y así tendrás más Paciencia con los hijos.

Para que cuando enfrentes el problema te encuentres más estable emocionalmente y puedas tomar mejores decisiones frente a tu hijo.

No olvides que tú también tienes emociones como todo ser humano y pretender anularlas en vez de tratarlas es un error.

  • Dicta a tus hijos instrucciones claras y sencillas.

Debes ser claro y evitar situaciones ambiguas para que tus hijos/as no transgredan las normas.

Por ejemplo, trata de elaborar sub–tareas sencillas en vez de una obligación completa.

Le puedes indicar a tu hijo/a, que haga una parte de la tarea de la escuela y más adelante haga la otra parte.

Todo esto con el fin de evitar obligaciones abstractas y aparentemente complicadas.

  • Desarrolla la inteligencia emocional. Esta es una de las mejores técnicas para adquirir mucha más Paciencia con los hijos.

Y lo mejor de todo es que este método funciona con los niños y con adolescentes.

Lo que busca la inteligencia emocional es normalizar tus estados emocionales y adaptarlos a tus propósitos.

Por ejemplo, cuando existe una situación que tu estado de ánimo no te deja ver con claridad el problema, toma una aptitud neutral.

Es una forma de replantear todo y en vez de castigarlos puedes pensar en cómo usarlo como enseñanza para ellos.

De esta forma no verán que siempre quieres castigarlos, sino que te mostrarás como su aliado. Y eso ayuda en la relación padres/hijos.

  • Cuida tu salud. El ser padres es una tarea muy fuerte, es recomendable que tengas un descanso físico y mental además de una dieta saludable.

 La salud influye en la toma de decisiones frente a situaciones como consejos, llamadas de atención o carácter.

  • Dirígete con Respeto. El respeto hacia nuestros hijos es clave fundamental para recibir conductas apropiadas de vuelta.

Respeta siempre incluso cuando ellos estén en crisis de enojo, todos tenemos derecho a ser respetados.

Descargar contra ellos tu enfado sea físico o verbal es contraproducente, cuando somos niños estamos en etapa de aprendizaje.

En esa etapa somos muy susceptibles a cualquier  circunstancia, y recibir maltrato nos marca para toda la vida.

 

Si te ha gustado este contenido y quieres saber más haz clic aquí

 

Ver contenido similar Aquí

¿Necesitas ayuda?

Te podemos Ayudar

¿Quieres tener una visita presencial o online?

Te ayudaremos a mejorar en tu dia a dia.