¿Qué es la Avaricia Cognitiva?

La Avaricia Cognitiva, está definida por la forma en que las personas tienen la capacidad limitada para procesar información, tomando atajos mentales.

En forma general todos somos avaros cognitivos, en algunas veces por no pensar racionalmente tomamos el camino más fácil.

Es de mencionar, que somos más susceptibles a tomar atajos mentales cuando estamos ante un escenario incierto, complejo o que tengamos poca información.

En esos casos buscamos el camino más fácil para simplificar el problema y así ahorrar energía mental.

Sin embargo, existen personas que toman a la Avaricia Cognitiva como un hábito, y patrón de no – pensamiento.

Por otro lado, los avaros cognitivos trabajan de dos formas:

En la  primera son de los que ignoran parte de la información para no evaluarla y así reducir su carga cognitiva.

En la otra es que sobrevaloran un dato especifico de una información que le sustente sus creencias.

Y al mismo tiempo para no tener que buscar otra información que le contradigan lo que ellos afirman y sostienen.

Las personas que tienen Avaricia Cognitiva, investigan, dedican tiempo a un determinado dato, aquella que avalen sus hipótesis.

Todo esto con el fin de no tener que hacer un esfuerzo mental, que viene a ser cuando existen puntos de vista opuestos.

Esto trae como consecuencia que tenga una visión poco racional y sesgada. En que no se pueda adaptar a la realidad.

Cuáles son las consecuencias de la Avaricia Cognitiva?

La principal consecuencia de desarrollar Avaricia Cognitiva, es que nos acostumbramos a tomar a la ligera todo tipo de información.

Con tal de no pensar, de no cuestionar los puntos de vistas, o por ignorancia del tema nos da por tener pereza mental para investigar.

Esto desencadena en que nos convirtamos poco racionales y seamos poco adaptativos a las circunstancias de la vida.

Asimismo, disminuye la capacidad de evaluar correctamente los riesgos que se tiene al momento de decidir algo importante.

Que luego de su resultado lamentable o que no hallamos como salir del problema, nos estemos lamentando después.

Por no tomar precauciones o ver todos los puntos de vistas al estar eligiendo el camino más corto.

Conclusión.

Finalmente, para dejar de ser avaros cognitivos, lo primero es que debemos de dejar de tomar atajos mentales y más si debemos tomar decisiones importantes.

En ese sentido, cambiar nuestra mentalidad, ser abiertos, ver todas las aristas del problema, no quedarnos encasillados en un solo punto de vista.

Cuando tengamos que afrontar un problema tratar de estar calmados emocionalmente para pensar de manera racional y cautelosa.

Si desean saber más acerca de la Avaricia Cognitiva les invitamos leer  aquí. Si te ha gustado nuestro artículo puedes leer más aquí

¿ Quieres pedir una cita?