¿Qué es el Yo Interactivo?

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El Yo Interactivo, es una patología derivada de la adicción al internet en que la persona construye su ego virtual.

Es un tipo de trastorno emergente relacionado con las tecnologías de las comunicaciones y que se basa en una identidad virtual creado por la persona.

En decir, el Yo Interactivo, se alimenta de historias, matices personales, medias verdades, entre otras creadas por el sujeto.

Y, a medida que es aceptada por el público que interactúa con él, éste se lo termina creyendo.

En este sentido, la persona va perdiendo contacto con la realidad dedicándole más horas de su vida diaria al mundo virtual.

Sin embargo, la persona no alcanza el grado de desorganización psicótico, ya que cumple con sus deberes cotidianos.

Debido al uso compulsivo del internet, la persona va deteriorando su identidad real, o sintiéndose incomprendido en el mundo real.

Va perdiendo su visión y objetivos reales en su vida, trayéndole problemas de tipo familiar, social y laboral.

Por lo tanto, el Yo Interactivo suplanta la identidad real de la persona, debido a que lo valora más en importancia.

Es una máscara virtual donde todo es más idealizado y cubre las debilidades del yo real.

¿Cuáles son los principales síntomas del Yo Interactivo?

Aumento de la autoestima:

El sujeto siente más placer el intercambio virtual con referencia al social o presencial. Les da más seguridad emocional.

Se sienten más satisfechos consigo mismos, por lo tanto su autoestima aumenta artificialmente.

Sensación de control y de poder:

En vista de que su Yo Interactivo, se va creando la persona cree que tiene control según los entornos virtuales que visite.

Asimismo, siente que desarrolla su “poderío” basado en las mentiras o medias verdades que expresa en sus sitios webs frecuentados.

Aumento de la frustración con el entorno real:

La vida real de estas personas se vuelve intolerables para ellos, ya que no se sienten a gusto o incomprendidas.

Solamente en el mundo de las redes sociales y otros tipos de sitios webs, se sienten plenamente competentes.

Pérdida gradual del contacto e interés por la realidad:

En este caso la persona le dedica muchas horas frente al ordenador, va perdiendo contacto consigo mismo y con la realidad que le rodea.

En el mundo real solamente le dedica sus necesidades básicas como comer o dormir.

En cambio al mundo virtual le ofrece una satisfacción de sus necesidades de orden superior, sintiéndose aceptado e incluido.

Distorsión de la autoimagen:

En la elaboración de su yo virtual va desfigurando sus rasgos personales para recrear características ficticias en la red.

Conclusión

Finalmente este tipo de trastorno, hace creer a la persona que tiene potencialidades o peculiaridades pero son irreales.

Por otro lado, cuando hay personas que no se sienten aceptadas en su entorno que las rodean pueden desarrollar este tipo de conductas.

Si desean saber más acerca del Yo Interactivo les invitamos leer   aquí. Si te ha gustado nuestro artículo puedes leer más aquí

¿Necesitas ayuda?

Te podemos Ayudar

¿Quieres tener una visita presencial o online?

Te ayudaremos a mejorar en tu dia a dia.