¿Qué es la Dependencia Emocional?

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La Dependencia Emocional es un tipo de apego patológico, que se desarrolla cuando la persona sigue un determinado patrón psicológico.

Esto es, la necesidad de que otros asuman la responsabilidad y las resoluciones en la vida de la persona.

Asimismo, el sujeto siente temor a la separación, dificultad para tomar decisiones por su propia cuenta.

De igual manera, dificultad para expresar el desacuerdo con los demás por temor a perder apoyo o aprobación.

La persona que tiene Dependencia Emocional, se siente incómoda o desamparada cuando está sola, debido a sus temores exagerados.

Por ende, se siente incapaz de cuidarse a sí misma, siente mucho miedo al abandono debido a sus miedos irracionales.

Por otra parte, las personas que padecen este tipo de trastorno emocional, suelen tener o iniciar relaciones insanas.

Igualmente, tienen sentimientos excesivos y poco adaptativos por temor a que la relación se acabe en cualquier momento.

Por este motivo, las personas con Dependencia Emocional, se anulan a favor de su pareja, familia o amistades.

En consecuencia, no piensan en sus necesidades, solo quieren sentir que sus actos sean aprobados por los demás o pareja.

Por otro lado, las causas de la dependencia emocional en los niños se detectan porque presentan una actitud inmadura.

Con respecto a, los que le cuidan u orientan ya que necesitan de forma excesiva la presencia y aprobación.

De una persona en concreta con la que se puede identificar y referir.

Por otra parte, la dependencia se intensifica más en una educación sobreprotectora. En la que se inculque el temor.

Por ejemplo, padres sobreprotectores pueden desarrollar una dependencia emocional en el hijo o hija, trayendo consigo un trastorno de apego.

Síntomas de la Dependencia Emocional

 

  • Baja autoestima y auto desprecio.
  • Tendencia a la depresión o ansiedad.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Dificultad para tomar una iniciativa con respecto a un proyecto.
  • Posición de inferioridad con respecto a las relaciones.
  • Necesidad de agradar por temor al rechazo y dificultad de dar su opinión.
  • La persona puede soportar maltrato verbal y físico por mantener la relación o no contradecir a la pareja.
  • Disposición a hacer tareas indeseables o incomodas para mantener la relación de dependencia.
  • Sensación de incomodidad al estar la persona sola.

 

Dependencia Emocional en las parejas.

 

En la relaciones de parejas, siempre debe existir un equilibrio y en el caso de la dependencia ocurre lo mismo.

En este sentido, la dependencia en cierto grado es necesaria. Para que la relación de pareja tenga objetivos comunes.

Sin embargo, cuando una de la pareja empieza a depender de forma exagerada de la otra persona, trae consecuencias negativas.

Debido a que la persona puede aceptar maltratos físicos y verbales, ceder voluntad, trayendo signos de depresión y de ansiedad.

Además, la persona con Dependencia Emocional, le es muy difícil terminar la relación de pareja por temor a estar sola.

Incluso, la persona dependiente buscará la reconciliación olvidando las situaciones desagradables del pasado. Volviéndose un círculo vicioso.

Sintetizando, la persona que sufre este tipo de trastorno, presenta una baja autoestima e inseguridad de sí misma.

Por lo que se aconseja que la persona se haga consciente de que la dependencia emocional, lo afectará.

De igual forma, que trabaje en mejorar su autoestima y tomando responsabilidad de su vida.

Del mismo modo,  acudir a ayuda profesional para trabajar en reforzar sus recursos emocionales, su seguridad interna y habilidad social.

Si desean saber más acerca de la Dependencia Emocional les invitamos leer   aquí. Si te ha gustado nuestro artículo puedes leer más aquí

¿Necesitas ayuda?

Te podemos Ayudar

¿Quieres tener una visita presencial o online?

Te ayudaremos a mejorar en tu dia a dia.