La Amaxofobia O Miedo A Conducir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La Amaxofobia, se denomina miedo a conducir un vehículo. En el cual la persona, siente un ataque de pánico producto de una crisis de ansiedad.

En el cual afectan en un 33% aproximadamente a conductores de ambos sexos, siendo la población femenina relativamente mayor.

Esto es debido que expresan sus angustias y emociones en comparación con los varones.

Asimismo, en los hombres el temor a expresar el miedo de conducir hace que oculten este miedo y no busquen ayuda profesional psicológica.

Entre las personas que padecen de Amaxofobia, experimentan taquicardia, sudores, respiración agitada.

De igual forma, agarrotamiento muscular, vértigos e inclusive mareos cuando están frente al volante.

El miedo principal que se presenta, es que los demás conductores son peligrosos, por este motivo, cuando están en tráfico se sienten amenazados.

La persona con este padecimiento se siente incapaz de afrontar este riesgo, poniéndose nerviosa y por último intenta huir de la situación.

En algunos casos aparece la Amaxofobia, en traumas surgidos por un accidente de tráfico.

Sin embargo, no es en todos los casos ya que el miedo aparece en una situación de crisis de ansiedad.

Volviéndose repetitivo cuando la persona le toque tomar el control del vehículo nuevamente.

El principal problema que trae consigo este tipo de fobia, es que las personas cambian su rutina de vida.

Y,  hasta llegar al punto de rechazar algunas de sus actividades con tal de no utilizar su vehículo.

Todo con el fin de evitar el estado de pánico que les produce conducir.

Otros factores que influyen en el desarrollo de la Amaxofobia.

Entre otros factores que influyen en la aparición de la Amaxofobia, pueden ser:

  • Experiencias traumáticas de un accidente automovilístico.

En el cual la persona siente miedo o revive la experiencia traumática afectando su desempeño al conducir.

  • Falta de entrenamiento y experiencia.

Una preparación ineficiente de un conductor fuente a las carreteras, en la que puede generar inseguridad, miedo y hasta ataques de pánico.

  • Mala calidad de la vía y clima desfavorable.

Hace que requiera de más atención por parte del conductor, por ejemplo en una carretera peligrosa o un pavimento mojado.

Una intensa lluvia, o una carretera resbaladiza por derrame de aceites por parte de vehículos de transporte pesados.

O por causa del hielo en algunos casos, hace más dramática la experiencia al momento de conducir.

  • Otros factores.

Entre otros factores puede mencionarse, como la responsabilidad de llevar consigo por ejemplo niños o que esté utilizando un vehículo prestado.

Tratamiento

En este tipo de traumas se aborda con terapias desde un abordaje múltiple.

En donde se le intente cambiar las ideas que tienen estas personas de las amenazas que represente el tráfico.

Más adelante, se trabaja en actividades de conducción en que la persona se sienta capaz de afrontar la situación y estar frente al volante.

Posteriormente se trabajan las situaciones donde aparezcan los ataques de pánico.

Finalmente, se puede decir que la Amaxofobia, es un tipo de fobia que puede ser tratada con éxito.

Ya que el 95% de las personas afectadas logran recuperarse plenamente, pudiendo superar su miedo y conducir con normalidad.

Si desean saber más acerca del  Amaxofobia O Miedo A Conducir les invitamos leer   aquí. Si te ha gustado nuestro artículo puedes leer más aquí

¿Necesitas ayuda?

Te podemos Ayudar

¿Quieres tener una visita presencial o online?

Te ayudaremos a mejorar en tu dia a dia.