El Trauma Infantil y sus Consecuencias

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El Trauma Infantil, viene dado por haber sufrido  experiencias traumáticas a temprana edad.

Que pueden de ser: Abuso sexual, violencia doméstica, negligencia emocional y hasta una pérdida traumática.

Repercutiendo en la etapa de la adultez, en la cual la persona que lo padece siente un vacío referente a su pasado.

Además, se puede mencionar que las personas que hayan sufrido Trauma Infantil, pueden llegar a padecer estrés post traumático complejo (TEPT-C).

En el que se caracteriza dificultades en la regulación emocional, problemas en las relaciones interpersonales.

Así como percepciones confusas sobre los abusadores en el que le acarrean situaciones dolorosas a lo largo de sus vidas.

Es interesante mencionar, que estas personas no son conscientes de que tienen un problema psicológico de vieja data.

Piensan equivocadamente que han dejado su pasado atrás, pero éste les persigue de forma inconsciente.

Por otro lado, la formación de identidad es un proceso complejo. En el que la persona tiene que integrar armónicamente las emociones y la razón.

La sensación de sentirse lo suficientemente bueno, el sentirse seguro y confiado, el saber quiénes somos realmente se ven afectas por los traumas infantiles.

Esto se debe a que la supervivencia básica tiene preponderancia sobre el desarrollo equilibrado del yo.

¿Cómo Influye El Trauma Infantil Con El Desarrollo De La Identidad?

Se puede decir que un Trauma Infantil, vivido en la infancia puede cambiar el desarrollo del cerebro.

En efecto, se conoce que en un ambiente donde exista el miedo y la negligencia genera diversas adaptaciones de los circuitos cerebrales.

A diferencia de un entorno donde el infante se sienta seguro, amado y protegido.

Y lo más grave es que cuanto sea más temprano esa experiencia traumática, más profunda y duradera serán sus efectos.

Por esta razón,  la identidad del adulto viene condicionada por causa de traumas infantiles.

Entonces se organiza en torno a la necesidad de supervivencia y de seguridad emocional, algo básica en las relaciones con los demás.

Por una parte, conduce a un círculo vicioso en que se vuelve a revivir esas experiencias traumáticas.

Y por el otro evitar las experiencias enfocadas al crecimiento personal.

Expresiones Que Denotan Una Identidad Traumática.

En las personas que sufrieron un Trauma Infantil, a menudo tienen expresiones que denotan una identidad traumática por ejemplo:

  • La persona expresa “Que no tuvo una Infancia”.

Esto se debe a que cuando tuvieron una infancia angustiante por lo común es que no puedan recordar en gran parte sus primeros años.

  • Pueden tener uno que otro recuerdo pero carecen de importancia para la persona.
  • A menudo no poseen una historia clara de sí mismos de cuando eran niños.
  • Llegan a la adolescencia y a la adultez temprana y no la recuerden su historia.
  • El sujeto expresa que “Siente que le falta algo”.

Debido a traumas infantiles los niños reaccionan anulando partes importantes de sí mismos para poder sobrevivir.

Pueden desarrollar una cualidad en compensación de aquella parte que han anulado. Normalmente vinculadas a las partes emotivas del suceso vivido.

  • La persona expresa que “Se siente mal, pensar de ella misma”.

A la persona le es más fácil, escapar de ella misma, que enfrentar los problemas de su pasado.

Debido que el profundizar sobre sí mismas es un recordatorio de las experiencias traumáticas y dolorosas.

Lo cual expresa con esto de que debe de reacomodar su identidad.

  • Atraen a sus vidas relaciones destructivas “Atraigo a personas inadecuadas para mí”.

Estas personas por lo común atraen a gentes que en su infancia le hagan recordar a las que le hicieron pasar por situaciones dolorosas.

Encontrándose con personas abusivas y perjudiciales, dañando su estabilidad emocional.

A pesar de que se esfuercen por evitar este tipo de gentes, o que sean alertados de que no son beneficiosas

Terminan generando círculos viciosos de re- traumatización a través de la repetición del pasado.

  • Expresan que las emociones “Son un estorbo”.

Esto se debe a que el niño crece en ambientes en que la familia de origen no le da espacio a los sentimientos.

Sus emociones se separan de la identidad. Si el niño ha sido castigado por expresar sus emociones no podrá desarrollar su vínculo con su yo.

El problema radica que en el estado adulto, las emociones juegan un papel importante en las relaciones con los demás.

Igualmente, las emociones ayudan a la persona a tomar buenas decisiones en la vida, por ejemplo a desarrollar su lado intuitivo.

Finalmente, la persona que haya vivido un trauma en su pasado, deberá reconstruir su identidad y trascender eso que tanto le ha perjudicado.

Si desean saber más acerca del Trauma Infantil les invitamos a leer   aquí. Si te ha gustado nuestro artículo puedes leer más aquí.

 

¿Necesitas ayuda?

Te podemos Ayudar

¿Quieres tener una visita presencial o online?

Te ayudaremos a mejorar en tu dia a dia.